“Cartógrafos de nuestra vida……”

Etimología de la palabra cartógrafo: “viene del Latín charta, que significa papel, hoja de papiro, y el griego grafo, el que escribe, el que graba”.

Ya estamos a pocos días del inicio del noveno mes del año 2015…..y como es mi rutina desde hace casi cinco años, doy inicio a mi nuevo “borrador urbano”. Siempre tengo la imagen de cada borrador como un solitario mensaje que, una vez desarrollado va a una botella virtual y queda en las profundas aguas de internet flotando en espera que alguien lo encuentre, lo lea y lo comparta…. Quizás dándole un significado propio, quizás resignificándolo, quizás reflexionando, quizás volviéndolo a dejar en la botella y en el mar……. para alguien o para nadie, para que me vuelva?

Desde chico me han encantado las historias de piratas (y la de Sabina-Serrat, también!), cuentos e historias de bucaneros, de mares lejanos, de mitos, de mensajes echados al mar en botellas que, alguno encontrará en algún tiempo más bien lejano que cercano y siempre aquellos mapas, con rutas por seguir, bajo la guía de la intuición, la curiosidad y las estrellas…. en mares calmos o en mares embravecidos, siempre el mapa y la ruta sugerida…… y las estrellas en el cielo azul…..

Hace un par de semanas en una de mis visitas a librerías de Buenos Aires, encuentro un libro que inmediatamente de verlo, me generó curiosidad. Se trata de “Mapmakers” de Isra García, un verdadero personaje que ya sigo por twitter y también le solicité poder sumar a mi red de contactos Linkedin.

Interesante la propuesta de Isra, en una mezcla de desenfado, desapego a lo establecido, espíritu innovador, actitud positiva y tremenda curiosidad te pone de cara a tu propio mapa, ese que hoy tenemos, ese mapa al que seguimos, cuya ruta muchas veces tienes más de inercia por la comodidad de lo conocido, que de intrepidez por ir a lo desconocido, con un corazón que vibre por la pasión de seguir nuestro sueño, nuestro anhelo, nuestro propósito más profundo…..y entonces tú… que mapa sigues? Que ruta vienes siguiendo…..? te lo pregunto como disparador, me lo pregunto a mi mismo como despertador……

También te lo pregunto como ejercicio descriptivo y reflexivo, esto es, te lo pregunto y me lo pregunto a mí mismo y mucho puedo juzgar de lo mío, nada de lo tuyo, que va……! Ya sabes…. si alguien va a juzgar tu vida, antes…. préstale tus zapatos…

Creo y tengo certeza al respecto. La propuesta de Isra, a medida que vas leyendo, por momentos te puede generar cierta incomodidad, es como un cosquilleo ya que te mueve, nos mueve y remueve de nuestro statu quo y es que más allá de tantos enunciados que decimos y citamos respecto al cambio, a la flexibilidad y a la plasticidad que debemos desarrollar para adaptarnos a los cambios que son y se mantienen constantes y crecientes. En ese lugar que nos es propio, en ese rincón de nuestro interior poco compartido, más bien cerrado, una voz nos susurra….”y para qué cambiar, si así estamos tan bien, tan cómodos….”. Hace pocos días compartía vía twitter con Fede Abella, representante de Human Camp Montevideo un proverbio chino que hace muchos años leí y siempre compartí con mi equipos de colaboradores: “para tomar algo con las dos manos, primero debemos soltar aquello que tenemos”.

Una de mis costumbres desde hace años ya muy arraigado, es leer a la vez dos o tres libros, creo es un poco de curiosidad e incapacidad para sostenerme enfocado en una misma lectura desde el inicio al fin, entonces leo de a dos o tres libros a la vez, tardo más tiempo en terminar la lectura, pero abarco más temáticas a la vez…..y justamente fue sin querer que junto a “Mapmakers”, estoy leyendo, “Al Carajo! 10 claves para reinventarse con coraje” de Álvaro Rolón y no fue que ambos textos estaban en un mismo escaparate y los compré, no fue así, primero fue uno y luego otro, ya que como un sacerdote me decía de niño: “la casualidad es el Dios de los tontos” y entonces te aseguro que no fue casual que, los termine leyendo a la vez, seguramente ambas lecturas me encuentran soltando y agarrando……… aunque entendiendo cada vez más las virtudes del desapego. Y por otro lado, encaja muy la propuesta de A. Rolón, ya que en alguna parte de la lectura de “Mapmakers”, te darán ganas de mandar algo “Al Carajo!”.

Ya es hora que comparta algunas reflexiones de Isra, vamos a dejar mis comentarios que son accesorios y veamos lo principal para compartir un poco de clima de lectura, clima reflexivo, nos dice Isra: “los mapmakers ven una oportunidad de la siguiente manera: lo que tú llamas suerte, otros lo llaman insistencia. Los que tú llamas oportunidad, otros lo llaman obligación. Lo que tú llamas locura, otros lo llaman pasión. Lo que tú llamas soñar, otros lo llaman visualizar. Lo que tú llamas irreverencia, otros lo llaman coraje. Lo que tú llamas fallo, otros lo llaman oportunidad”.

Qué tal? te va poniendo en clima lo citado textualmente? Te va dando una idea de por dónde va el libro…? y por la dudas te agrego, nuevamente textual del autor: “no hay tiempos para excusas, gimoteos o pleitos….En vez de eso, céntrate de manera obsesiva en las cosas que tienen la probabilidad de cambiar el resultado, has que suceda”.

Creo que es bien elocuente la propuesta de Isra, e insisto, en algún lugar incomoda un poco? y mueve mucho. Es interesante compartir con vos los puntos cardinales que menciona y desarrolla el autor, son quince, es su guía y así lo explica: “estos son mis puntos cardinales, lo que me ayuda cada día a dibujar mi mapa. Cuando abro los ojos, incluso cuando duermo, siempre están presentes, son la esencia”. Veamos entonces:

  • Ve y haz que algo suceda.
  • Haz solamente aquello de lo que puedas sentirte orgulloso.
  • Trata a la gente con respeto.
  • Fija objetivos imposibles y alcánzalos.
  • Deja de hablar y lanza
  • Transmite a las personas con lo mejor que tienes dentro.
  • No importa lo que suceda, hay que seguir adelante, ni mires a los lados, sólo hacia delante.
  • Inspira o muere intentándolo.
  • Vive tan intensamente que no puedas arrepentirte de malgastar ni un solo segundo.
  • Intenta mucho. Falla más aún e intenta diferente a todas horas.
  • No importa lo que suceda mañana, lo que importa es lo que sucede ahora.
  • Disfruta de lo que tienes, nunca te olvides de ser feliz y de mirar hacia atrás para recordar todo lo que has hecho y conseguido.
  • Abraza la disrupción.
  • Combate tu dark side (lado oscuro), lucha por lo que merece la pena luchar, por lo que llevas dentro. Deja a los demás que sigan compitiendo entre ellos.
  • Ama a tus amigos, a tu familia, y a lo que podría venir…..como si se acabara el mundo.

Creo seguro que alguno de los 15 puntos cardinales te deben “resonar”….y es muy interesante la mirada de Isra respecto a los “fallos” o los errores, algo que muchas veces nos paraliza, yo tardíamente pude aprender a entender mi errores como parte de un proceso de crecimiento y aprendizaje generativo, soltándolo de un atávico orgullo que me cerraba y encerraba. Como expresa él mismo, “cuando fallas: ser señalado con un dedo….y con dos” y continuar e insistir……

Y voy atando en esta red imaginaria en que convierto o, al menos lo intento, cada uno de mis “borradores urbanos” no para atrapar, sino para contener, te decía, atando al libro de Álvaro Rolón con el de Isra y, en qué punto lo hago? Los uno en la mirada al pasado y futuro, ya que como bien escribe A Rolón: “la creatividad devela el futuro, la crítica nos lleva al pasado. Y el presente emerge en la tensión entre lo que fue y lo que será. Pero siempre la creatividad y la imaginación nos llevará a lo nuevo. Vivir solo en la certeza nos hace omnipotentes, y habitar sólo la duda nos hace impotentes. Como en todo, no? los extremos parecen no presagiar un camino completo. Se trata de balancear los dos modos de pensamiento, la imaginación con la crítica. De esta manera ambos polos dialogan y danzan formando un camino justo y más creativo. No es el camino de los omnipotentes ni de los impotentes. Es el camino de los potentes”. 

Para cerrar este concepto que nos muestra A Rolón, nos define:

  • Crítica, pasado, memoria, respuesta automática.
  • Imaginación, futuro, creatividad, respuesta original.

Que formidable maridaje la lectura de los dos libros que en algunos párrafos compartí contigo, lectora y lector de mis borradores, ambos tienen muchos puntos en común. Un ejemplo de ello es la siguiente mirada de A Rolón, respecto a cierto tipo de etiquetas impuestas cuando referimos a “liderazgo”, mágica palabra que suele interpretar más aquello que necesitamos como perfil y rol, que aquello que encontramos y desarrollamos, quizás por ello la brecha y tanta literatura de ayer, de hoy y de mañana, entre los que se imagina como construcción ideal de “líder” y lo que se logra en tantas posiciones gerenciales, que finalmente no lideran………..suelen conducir, aplicar estrategias determinadas, pero no logran liderar, ni inspirar.

Nos dice A Rolón: “observo que hemos estereotipado a los ejecutivos, a las mujeres y hombres de negocios, y a los entrepreneurs. Son gente simple y sencilla que encuentra pasión en la gestión o el crecimiento de un proyecto, una empresa, una organización, una comunidad. Pero nos encargamos de ponerles trajes que dicen –soy invencible-no le temo a nada-soy quien lidera todo lo que aparezca-. Y son justamente estos trajes los que erosionan la base de su verdadera capacidad de liderazgo, que en su vulnerabilidad, su ser persona con miedos y temores, con sus más o sus menos aversiones al riesgo y a equivocarse. Los líderes en la actualidad no le temen a mostrarse vulnerables, hacen transparente lo que son y cómo son, con sus fortalezas y sus preguntas, con sus valentías y sus miedos”.

El actual Papa Francisco es de la orden de los Jesuitas, dicha orden fue creada por Ignacio de Loyola hace ya casi 500 años, sabes cuáles eran entonces los pilares del liderazgo de los Jesuitas?

Entendieron sus fortalezas, sus debilidades, sus valores, y su visión del mundo al que fueron y llegaron a cada rincón del mismo.

Innovaron confiadamente y se adaptaron a un mundo cambiante, cuestionaron el statu quo.

Trataron al prójimo con amor y actitud positiva.

Se fortalecieron a sí mismos y fortalecieron a los demás con aspiraciones heroicas.

Profundo conocimiento de sí mismos, para dar ejemplo con el hacer personal.

Ya finalizo mi borrador, te quedará a ti, llegado el cierre del mismo terminar de atar algún cabo más para que la red de palabras quizás te pueda contener, y en unos minutos de reflexión que quizás te puedan generar otra mirada para entender tu ser, tu modo de ser y tu modo de hacer, para lograr ser el mejor ser que puedas ser……

Te dejo link de Isra García en TEDx Sevilla, vale la pena

Un abrazo y toda mi gratitud por tu tiempo el leer mi presente borrador urbano. Y por favor…. no corras a ningún puesto de diario, no habrá allí mapa para tu vida, sí para andar por tu ciudad, allí donde estés…….

ers

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Conocimientos+hacer+saber=Cultura..?”

Si tú tienes un pan y yo tengo un euro, y yo voy y te compro el pan, yo tendré un pan y tú tendrás un euro. Eso es equilibrio en ese intercambio. Pero si tú tienes un soneto de Varvaine, o el teorema de Pitágoras y yo no tengo nada y tú me lo enseñas, al final de ese intercambio, yo tendré el soneto y el teorema de Pitágoras, pero tú los habrás conservado. En el primer caso hay equilibrio y mercancía. En el segundo caso hay crecimiento, eso es cultura”   Michel Serres (1930/2019)

Es el mes nueve del año de la pandemia, es tan particular este año que bien podemos eliminar su número 2020 por pandemia…. y es que, cuando se comenzaba a mencionar cómo sería la pospandemia, resulta saber que aún permanecemos en pandemia…. No es este espacio, ni este blog, lugar para lo sanitario, sólo intento interpretar una realidad que, como pocas veces requiere de tanta interpretación y entonces proliferan voces de todo tipo y por todos los medios posibles, en redes sociales, en medios de comunicación, por whats app, mensaje tras mensaje, interpretación tras interpretación, navegamos en aguas de infodemia..?

Una guía oportuna: “no vemos las cosas como son, las vemos como somos”

Quizás oportuno filtro para en medio de tantas voces, seleccionar y ser dueños del muy particular y singular criterio que podemos aplicar para no delegar nuestra atención e interpretación de nuestra realidad. Recordando que todos tenemos sesgos cognitivos, por lo que es indispensable nuestro ejercicio de selección de información.

En el ámbito de economía, finanzas y mercado, siempre y toda vez que leo y escucho a especialistas y sus pronósticos, nunca dejo de preguntarme: “estará expresando aquello que cree puede suceder o, aquello que desea, que quiere que suceda”.

En este mismo mes, pero de 2010, iniciaba mi aventura personal que se llama “seguridadsocial21”, es mi blog de borradores urbanos y así defino cada posteo desde entonces…. Son borradores porque en la inercia de aprendizajes constantes,  tratando que sean más generativos, que adaptativos, todo borrador tiene un espacio de mejora constante y permanente. Y es a modo colaborativo con la red, porque no escribo para mí, lo hago para ti, estés donde estés.

El espíritu que me anima es el de compartir un espacio de reflexión, de pensamiento crítico, de divulgación de autores y libros con contenidos que nos ayuden a pensar y repensar nuevas preguntas, para nuevas respuestas.

Hace pocos días en un muy interesante artículo publicado aquí en Buenos Aires por Infobae, Yuval Noah Harari, menciona la relevancia de estar de acuerdo en las preguntas, y quizás sea nuestro desafío presente, ansiosos por encontrar cada respuesta en medio de una velocidad de sucesos y circunstancias tan aceleradas, primero poder acordar respecto a las preguntas necesarias y oportunas.

Es muy complejo imaginar hoy cómo sería llegar a sumar nuevos 10 años de mi blog, encontrarme en 2030….. puedo, si me permites amiga y amigo que me lees,  compartir mi visión…. Entonces puedo imaginarme un mercado laboral muy distinto, muy robotizado, creciente autoempleo, inteligencia artificial a pleno en cada ámbito de nuestras vidas, algoritmos interpretando nuestra huella digital, serán los algoritmos nuestro espejo digital…? Puedo imaginarme sistemas de pensiones distintos a los vigentes… puedo imaginarme tensiones sociales y una creciente necesidad de autoconocimiento para nuestro muy necesario autoliderazgo, que obviamente incluye nuestra gestión emocional, que nunca es control emocional…. Puedo imaginarme necesitando permanecer es estado Beta, siempre aprendiendo, en un fluir permanente de pensamientos, de ideas, de conocimientos que podamos expresar en nuestro diario hacer, para convertirlo en saber, fundamentalmente a modo colaborativo para aportar a una enorme red de personas co-creando cultura…. Tantas veces escuchamos referencias  teóricas que suponen la necesidad de cambios culturales que deberían ser de los “otros”, cuando la construcción cultural es una actividad entre “nosotros”. Imagino liderazgos más antifrágiles que resilientes, en un espacio de aprendizajes que nos requerirá mayor plasticidad que flexibilidad.

Imagino ya una amplia alfabetización financiera, que te la defino con un ejemplo: supongamos que buscas algo para comprar y su costo es de 100 euros, sigues buscando y lo encuentras a 75 euros, entonces lo compras  y dices, -me ahorré 25 euros-  y en verdad no te has ahorrado nada, has gastado tus 75 euros. Ahorrar es acumular por goteo sobre nuestro flujo de ingresos, para crear un stock de capital.

Hay un libro que ya es casi un clásico, se trata de “La quinta disciplina” de Peter Senge, y es oportuno compartir contigo estos conceptos del autor: “La palabra metanoia, se puede traducir por desplazamiento mental o cambio de enfoque, tránsito de una perspectiva a otra. Captar el significado de metanoia es captar el significado  más profundo del aprendizaje, pues el aprendizaje también supone un decisivo desplazamiento o tránsito mental. El verdadero aprendizaje llega al corazón de lo que significa  ser humano. A través del aprendizaje nos re-creamos a nosotros mismos y nos capacitamos para hacer algo que, antes no podíamos”.

Antes de cerrar mi borrador urbano décimo aniversario, comparto link con tráiler del film “BillyElliot”, una historia muy poco común, de un niño, hijo de padre minero, su hermano también trabajador minero, su madre fallecida y su abuela, como núcleo familiar. Cuando va a un club en su barrio, tipo suburbio, de iniciar clases de boxeo termina tomando clases de danza…. Aquí su tráiler de Youtube:

Es su pasión, su verdadera pulsión interior, que lleva a un niño como Billy Elliot  a un destino, a un camino y a un desarrollo personal impensado en su contexto familiar y cultural y es que quizás, cuando estamos en modo pasión, aprendizaje y entusiasmo somos co-creadores de cultura.

Gracias desde mi corazón por tu generosidad en leerme, espero poder aportarte un espacio breve de reflexión, mi pequeño aporte cultural…

Abrazo de gratitud !!!

ers

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

“Edad y cronología….”

“Viejo es el viento…. Y toda vía sopla”   Refrán popular

Aún bajo el impacto de la #pandemia global, con sus diferentes rostros, según la región de nuestra aldea global en donde estemos viviendo, todos y cada uno de nosotros vamos acomodando nuestra emoción y nuestra razón a las circunstancias nuevas y bien diferentes a la “normalidad” que conocíamos hasta febrero/marzo de este inolvidable 2020. Lo desafiante entonces es adaptarnos a la “nueva normalidad”.

En mi último borrador urbano, hice referencia al “liderazgo antifrágil”, y fue gracias a una lectora llamada Sol Vaeza que tuvo la enorme generosidad, además de leerlo y compartirlo en Linkedin, recomendarme un artículo donde se menciona a nuestro nuevo entorno en pandemia, ya no sólo VUCA, sino BANI, y ello no se refiere a una competencia de acrónimos, sino a una definición acuñada por Jamais Cascio (miembro del Institute for the Future y uno de los Top 100 Global Thinkers de la revista Foreign Policy).

BANI entonces, según Jamais Cascio significa:

Brittle, por quebradizo ante la fragilidad.

 Anxious, porque nos genera ansiedad, ante la sorpresa y desorientación.

Non-linear, porque no es lineal el devenir de circunstancias y además no guardan proporción, causa-efecto.

Incomprehensible, porque no es en lo inmediato comprensible nuestra realidad y menos aún nuestra capacidad predictiva.

Muchas veces y ya desde antes del Covid19 habrás leído en mis borradores hacer referencia al entorno VUCA, muchos hoy refieren a un VUCA exponencial, pero creo que la apreciación BANI, encaja en este nuevo tipo de desorden que nos rodea y que se muestra y demuestra en lo sanitario, en lo social, en lo laboral, en lo económico, en lo financiero, en lo tecnológico, en lo emocional y en lo racional.

Quizás acostumbrados a una suerte de modelo anterior basado en persistenciaresistencia, podíamos tomarnos nuestro tiempo en asumir cambios, casi en actitud contemplativa, como espectadores, al menos por un tiempo. Hoy la intensidad y frecuencia de los cambios en los que todos navegamos nos requiere de suma plasticidad para adaptarnos y fluir, sin quedar como verdaderos náufragos, en el intento.

El año pasado, casi en el cierre del 2019, el periodista y economista Sebastián Campanario, publica un libro titulado, “Revolución Senior” El auge de la generación +45. Es una buena lectura, que en mi caso fue durante los meses del verano pasado y acaso recién hoy percibo en su plenitud, como aporte a nuestra realidad compartida, si asumimos que todos estamos subsumidos en un entorno que nos es común, como el definido por el acrónimo BANI.

Lo primero que creo y necesito expresar es que, en mi visión de nuestro tiempo, la cuestión generacional es absolutamente complementaria y nunca competitiva. Es natural el recambio en las organizaciones privadas, mixtas y públicas de nuevas generaciones, la Z, la Y, la X, mientras los baby boomers inician su retiro. Sin embargo, quizás sea muy oportuno la mixtura generacional que aporta diversidad de miradas, tolerancia a la ansiedad y respaldo emocional para no confundir: excitación y motivación, lentitud y aplomo, rapidez y precisión, capacidad de reacción sin necesidad de respuesta reactiva, esperar sin desesperar, paciencia sin resignación, capacidad de escucha entre pausas y silencios, mediatez sin inmediatez…..

Del libro al que te hice referencia en párrafos anteriores, comparto en cita textual del autor: “todos envejecemos en forma distinta, tanto física como socialmente. La edad es un continuo, un espectro, pero tendemos a tratarlo como algo binario: joven o viejo. Con todos los valores negativos asociados a lo segundo, dice ahora  Ashton Applewhite, estudiosa y activista contra la discriminación etaria”.

Luego continúa S. Campanario, ”Para Applewhite, se trata de un fenómeno diferente a otras estigmatizaciones: para empezar, estamos discriminando contra nosotros mismos en el futuro. Al replicar  discurso y pensamiento negativo hacia esta edad, estamos cargando en la mochila prejuicios que, tarde o temprano, la mayoría de nosotros  sufriremos en carne propia. Y estarán tan incorporados a nuestro esquema mental que, probablemente, no nos demos cuenta de que lo estamos haciendo a menos que haya un cambio cultural al respecto”.

Esa brecha generacional es la que, quizás a muchos jóvenes les inhibe asumir su etapa de retiro como una etapa de vida que es presente y por lo tanto requiere concretas decisiones hoy, que son bienestar mañana….

También puede suceder que no sepamos a tiempo entender cómo funcionan nuestros dos sistemas de pensamiento que de una manera muy elocuente nos explica Daniel Kahneman, en su excelente libro, “Pensar rápido, pensar despacio”. Así se expresa textualmente: Durante décadas los psicólogos han mostrado gran interés por dos modos de pensamiento, representados respectivamente por la fotografía de la mujer (foto en inicio de capítulo) enojada y por la operación de multiplicación (17×24) y han propuesto muchas formas de etiquetarlos. Aquí adopto términos originalmente propuestos por los psicólogos Keith Stanovich y Richard West, y haré referencia a dos sistemas de la mente, el Sistema 1 (para el caso la foto de mujer enojada) y el Sistema 2 (el cálculo mental de una multiplicación).

El sistema 1, opera de manera rápida y automática, impulsos con poco o ningún esfuerzo y sin sensación de control voluntarios.

El sistema 2, centra la atención en las actividades mentales esforzadas que lo demandan, incluidos los cálculos complejos. Las del sistema 2 están a menudo asociadas a la experiencia subjetiva de actuar, elegir y concentrarse. Nuestro yo consciente racional.

Será nuestra edad relevante para entender si prevalece uno u otro sistema? Al menos es mi creencia que, una cosa es el eje cronológico y numérico de nuestras vidas y edades y otra es el contenido de nuestro devenir, en tanto el ser que somos y siempre deviene en un mejor ser, para mejor hacer….

Cuenta Sebastián Campanario que el gran biólogo y pensador chileno Humberto Maturana, en oportunidad de cumplir 90 años, expresaba: “Me voy a morir sin llegar a viejo”.

El buen film “Un hombre de familia” nos propone una muy interesante mirada metafórica, respecto a nuestros modos de pensamiento representados por Sistema 1 y 2, además del encuadre emocional cuando nuevas circunstancias en la vida nos impactan e imponen decisiones impostergables. Director: Mark Williams. Protagonistas, Gerard Butler, Alison Brie, Willem Dafoe, Gretchen Mol, Estreno en 2017. Aquí su trailer subtitulado en YouTube:

 

 

Antídotos contra prejuicios etarios? La humildad de sabernos eternos aprendices, reconocernos pendulares entre sistema de pensamiento 1 y 2… darnos cuenta cada vez que transitamos uno u otro, en lo posible….  más ex-ante, que ex-post.

Siempre muy agradecido a ti amiga y amigo, por tu generosidad y valioso tiempo de lectura. Espero poder aportarte y sumarte gotas de reflexión… para tu mejor acción.

Abrazo de gratitud!!

ers

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Liderazgo…. antifrágil”

“La innovación es lo que distingue al líder de los seguidores”   Steve Jobs  1955/2011

Este mes de julio del año de la pandemia inicia su retirada sin que podamos aún expresar con toda elocuencia que ya transitamos el ingreso a la pospandemia.  Aún dependiendo si tú estás en  hemisferio Norte en verano o hemisferio Sur en invierno, con menor o mayor intensidad la pandemia no deja de impactarnos a todos.

Más allá de la cantidad de días que te haya tocado permanecer en  cuarentena, hemos experimentado circunstancias absolutamente imprevistas e impensadas. Seguramente la sorpresa fue vernos a cada uno de nosotros y nuestro entorno afectivo y laboral, sometidos a experiencias con importante necesidad de gestión emocional.

No me deja de sorprender, en mi modo de interactuar en redes sociales, que muchas personas se muestran y expresan, sin la menor referencia al dolor de tanta gente, al sufrimiento de muchas personas, que no son meras estadísticas…. Incluso algunos se atreven a esgrimir argumentos tales como: “gracias a la pandemia” se acrecientan cambios que venían en desarrollo, pero hoy, ya se aceleran de manera exponencial, como, por citar algunos: el ecosistema digital,  el teletrabajo,  las fintech e insurtech, el ecommerce…..  Quizás para algunas personas hablar de dolor, es un inhibidor para la urgencia por la felicidad inmediata, felicidad a la carta.….

Es notable observar en una coyuntura tan particular como la pandemia que los liderazgos son sometidos a exigencias nuevas. Entonces, la brecha entre lo que se predica y aquello que se practica, puede dejarnos expuestos y sin maquillaje, ni artilugio que evite mostrarnos en tanto nuestra capacidad real y elocuente para gestionar en crisis.

Ya en algún borrador urbano de par de años atrás, supe compartir la visión de Nassim Nicholas Taleb (1960 – Líbano También autor de “El cisne negro”) en su excelente libro de 2013 “Antifrágil”. Una lectura para nuestros días imprescindible y así lo expreso por la falta de margen para liderar con ropajes del pasado, esperando que cuando la pandemia termine, con algunos ajustes, volvemos a la realidad previa, a lo de antes…. Todos los roles de liderazgos hoy están expuestos, sea en corporaciones, empresas privadas, pymes, organismos estatales, políticos en funciones ejecutivas, insisto, todos los líderes expuestos, me y te pregunto,  a qué estarán dispuestos..?

“El viento apaga una vela y aviva e fuego”

Al inicio del libro de referencia, así se expresa el autor, en cita textual: “lo mismo sucede con el azar, la incertidumbre, el caos: queremos usarlos, no ocultarnos de ellos. Queremos ser el fuego y desear el viento. Así se resume la actitud indócil de este autor  ante lo aleatorio e incierto. No queremos limitarnos a sobrevivir a la incertidumbre, a ir tirando sin más. Queremos sobrevivir a ella y además, como ciertos estoicos romanos de fuerte carácter, queremos tener la última palabra. El objetivo es domesticar,  dominar, conquistar incluso, lo oculto, lo opaco, lo inexplicable”.

Y cómo lo podríamos intentar encuadrar nuetro hacer? vamos de lleno al storydoing, por nuestro hacer bien concreto generaremos nuevas historias, que quizás logren dar ejemplo e inspiración.

Seguiré citando textualmente a Nassim Taleb, “hay cosas que se benefician de la crisis: prosperan y crecen al verse expuestas a la volatilidad, el azar, al desorden y a los errores, y les encanta la aventura, el riesgo y la incertidumbre. Pero, a pesar de la omnipresencia de este fenómenos, no existe una palabra que designe exactamente lo contrario de lo frágil. Aquí lo llamaremos antifrágil”.

Entiendo que un concepto simétrico a la antifragilidad, es nuestra capacidad de adaptación con plasticidad, para permanecer en el cambio, en un aprendizaje ya generativo. Bien diferente a la flexibilidad de aprendizajes sólo adaptativos, que tienden a volver atrás. El flexible que se utiliza en la construcción se adapta, pero cuando lo soltamos vuelve a su forma inicial, nunca cede su tensión por volver a dicha forma inicial. Cuántos líderes hoy consideran que su mayor logro es gestionar con  flexibilidad, en vez de plasticidad ? Cuando se miran al espejo, ven la imagen de sus propios logros o, de lo que representa su liderazgo para los demás, para sus liderados..?

Vuelvo entonces  a N N Taleb, siempre citando de manera textual: “la antifragilidad es más que resiliencia o robustez. Lo resiliente aguanta los choques y sigue igual; lo antifrágil mejora. Esta propiedad se halla detrás de todo lo que ha cambiado con el tiempo: la evolución, la cultura, las ideas, las revoluciones, los sistemas políticos, la innovación tecnológica,  el éxito  cultural y económico, la supervivencia empresarial, las buenas recetas de cocina, el ascenso de ciudades, las culturas, los sistemas legales, los bosques ecuatoriales, las bacterias resistentes, incluso nuestra existencia como especie en el planeta. Y la antifragilidad determina los límites entre lo vivo y lo orgánico (o complejo), como el cuerpo humano”.

Mientras que los liderazgos frágiles siguen con foco en la exigencia, para lograr  mejores y crecientes resultados, y en la competencia, los liderazgos basados en antifragilidad, hacen foco en la excelencia, en los procesos, en la mejora de los mismos, en la cooperación y la empatía. Otra característica de liderazgo antifrágil, es la compasión (sentimiento activo en la acción conjunta), lejos de la conmiseración (sentimiento pasivo). El mundo del trabajo hoy, como pocas veces antes, incluso en todo el siglo anterior, se muestra frágil frente a la enormidad de los cambios tecnológicos, de la inteligencia artificial y de la robotización. La actual pandemia, impone cambios que impactan la empleabilidad de muchas personas y que sólo liderazgos de enorme caudal antifrágil, logrará orientarlos, ayudarlos y sacarlos de su fragilidad. Mencionar al mundo del trabajo y del empleo sin referirme a los sistemas de seguridad social actuales es ya un error conceptual por tan íntima correlación que mantienen y sostienen. Al respecto, muy querida amiga que me lees, a ti amigo, comparto una inquietud: los sistemas jubilatorios, como están diseñados hoy, serán instituciones robustas? Serán frágiles? Serán quizás…. ya antifrágiles…?

Comparto una nueva cita del autor del libro “Antifrágil” : “la virtud del genio de la informática Steve Jobs era, no fiarse de los estudios de mercado, ni de los grupos de sondeo –basados en preguntar a la gente qué quiere- y dejarse guiar por la imaginación. Decía que la gente no sabe que quiere algo hasta que se lo ofrecemos”.

Las organizaciones tienden a estructuras cada vez menos piramidales y más achatadas, dichas estructuras exigen otro modo de ser gestionadas, que requieren líderes que acepten el desafío de hacerse cargo de decisiones de acuerdo a una visión que muestre el camino y de un fluir emocional con gran caudal de humildad y empatía hacia sus equipos y colaboradores.

Para ir cerrando mi borrador urbano modelo pandemia julio/2020, voy a compartir contigo un tema musical muy conocido de un grande de la música como Gordon Matthew Thomas Summer (1951 Reino Unido), creo que definitivamente conocido por todos como Sting, y su memorable “Fragilidad”. Official Music Video en You Tube:

 

Hay tantas voces por doquier, a veces tan arrogantes hablando y explicando aquello que nos sucede y más aún, incluso profetizando….. con aquello que nos sucederá y aquello que debiéramos hacer…. Quizás luego de tu enorme generosidad en leerme puedas tú advertir que además de resilientes podemos ir un paso más y adoptar un modo de antifragilidad para nuestra vida, una vida de plasticidad….. de desafíos por elección, antes que por necesidad.

Querida amiga y amigo, que hagas lo mejor para ti y tus afectos!!!

Abrazo lleno de gratitud.

ers

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Pensiones y pañales….”

“No ahorres lo que queda después de los gastos, gasta lo que queda después de ahorrar”   Warren Buffett  (1930)

Hace ya varios años leía en un portal español, “Las ventas de pañales para adultos en Japón superarán por primera vez a las de niños en 2014. Es un símbolo claro del rápido envejecimiento de un país cuya natalidad cae en picada”.

Elocuente y sugerente noticia que nos impone repensar sistemas de pensiones y de seguridad social. A los niños que nacen hoy, a quienes debemos comprar pañales… qué sistema de pensiones les dejaremos…? Y ello más allá del bono demográfico de cada país, que si bien puede no sea semejante a Japón, no inhibe que las modificaciones del mercado laboral por 4ta revolución industrial, sumada hoy  la crisis por pendemia, en entorno VUCAC (por volátil, incierto, complejo, ambiguo + covid), el creciente ecosistema digital, impacten de lleno ya en el complejo sostenimiento solidario de generaciones aportantes,  para generaciones pasivas….. Seguramente el sesgo de confirmación nos haga buscar similitud de pensamientos y análisis para confirmar nuestra mirada, pero nos debemos un debate abierto, desde las miradas más opuestas. El covid nos impacta y desde lo sanitario nos mueve de un cierto equilibrio inestable pre covid, a un desequilibrio estable post covid. Pasamos de criterios de uniformidad a nuevos criterios de diversidad.

Fernando Savater en su muy buen libro “Las preguntas de la vida” , en cita que hago textual expresa, “no queremos más información sobre lo que pasa sino saber qué significa la información que tenemos, cómo debemos interpretarla y relacionarla con otras informaciones anteriores  o simultáneas, y qué supone todo ello en lo consideración general de la realidad en que vivimos”.

Entonces es que F. Savater nos menciona tres niveles de entendimiento, veamos:

-La información: que nos presenta los hechos y los mecanismos primarios de lo que sucede.

El conocimiento: que reflexiona sobre la información recibida, jerarquiza su importancia significativa y busca principios generales para ordenarla.

-La sabiduría: que vincula el conocimiento con las opciones vitales o valores que podemos elegir, intentando establecer cómo vivir mejor de acuerdo con lo que sabemos.

Fue el canciller Otto von Bismark quien en finales del siglo XIX,  quien inició  un sistema de pensión pública para mayores de 60 años, sostenido por enormes cantidades de trabajadores industriales.

Repasemos brevemente los cambios generacionales desde sXX y algunas características propias:

Generación Baby Boomers 1945/1964, nacidos en la posguerra. Gran tasa de natalidad. Trabajo estable y por largo plazo. Poco ocio, y poca recreación. Familia tradicional. Perfil de acumulación por  ahorro de largo plazo.

Generación X 1965/1981, básicamente trabajo en relación de dependencia. Buscando equilibrar el trabajo con vida social y el ocio. Primeros cambios tecnológicos con los que convivir.  Muchos cambios a nivel social. Son los padres de los millennials.

Generación Y o millennials 1982/1994, adaptados a todos los cambios tecnológicos, a la vida virtual como extensión de la vida real. Conviven con la necesidad de resguardos de privacidad respecto a qué  exponer en redes sociales. Asumen la posibilidad de formato multitasking y no el workholic como sus padres. Afinidad plena con la idea de emprender y hacer por pasión. Lejanos absolutamente con la idea de empleo de por vida.

Generación Z 1995/hoy, nativos digitales, tienden a aprender por tutoriales, muy creativos y muy sobreinformados. En redes, a diferencia con sus padres, comparten vida privada. Las redes, donde pasan muchas horas al día, son el vínculo de vida social. Reconocen hacer por vocación.

Esta descripción de diferentes rasgos generacionales que obviamente no es taxativa, sino a manera de aproximación, nos puede generar al menos, una cabal idea de los significativos cambios que enfrentamos y a los cuales no podemos insistir con recetas del sXX, es urgente repensar los sistemas de pensiones y dejar los dogmatismos en la biblioteca…..

En el libro  “La economía Gig”, su autora Diane Mulcahy, propone  tres posibilidades diferentes para jubilarse, versión sXXI:

-Ahorrar para financiar una jubilación tradicional. Menciona la autor que la cada vez mayor y creciente cantidad de trabajadores independientes en Estados Unidos, pueden ahorrar a través de los planes 401K individual o un SEP IRA.

-Planear trabajar más tiempo y jubilarse más tarde. Es una opción que requiere actividad independiente y que tiene limitaciones por cuestionen de salud, que además de complicar continuidad laboral, impone necesidad de costo crecientes.

-Crear una nueva visión de la jubilación. En la economía gig, expresa la autora, “nuestras vidas laborales se entremezclan  con períodos de mini retiro, y nuestro retiro se entremezcla con el tiempo empleado en el trabajo”. Aunque no sea explícito, lentamente empleadores y gobiernos irán pretendiendo transferir el riesgo y la carga de financiar la jubilación casi por completo a los trabajadores.

Cambia, todo cambia….. Ayer las empresas colocaban sus productos en el mercado, luego fueron sus marcas, hoy se trata de relacionamiento…..

El Profesor Howard Gardner, en su libro “La generación APP”, es elocuente al afirmar, “nosotros somos los autores y, como tales, tenemos el privilegio de las últimas palabras. Deseamos para nosotros y para los que vengan después de nosotros, un mundo en el que todos los seres humanos tengan la oportunidad de crear sus propias respuestas, de formular sus propias preguntas y de abordarlas a su propia manera”.

A todos los hábitos que ya conocemos y que se nos recomiendan para una salud física y mental, hoy es necesario para nuestra salud financiera, incorporar desde niños, el hábito del ahorro  por sobre el consumo, ya que necesitaremos ahorrar durante toda nuestra  etapa laboral activa, sea cual fuere nuestro formato de trabajo.

Expresa Howard Gardner: “Nuestra teoría es que los jóvenes de ahora no solo crecen rodeados de aplicaciones,  sino que además han llegado a entender el mundo como un conjunto de aplicaciones, a ver sus vidas como una serie de aplicaciones ordenadas o quizás, en muchos casos, como una  única aplicación que se prolonga en el tiempo y que les acompaña de la cuna a la tumba. Hemos llamado superapp, a esta aplicación global. Las aplicaciones deben proporcionar al ser humano todo cuanto pueda necesitar y si la aplicación deseada no existiera todavía, alguien debería diseñarla inmediatamente”.

La tecnología es aliada en la innovación y generación de instrumentos de ahorro para las generaciones millennials y Z. Quizás es necesario ordenar todos los datos que parecen ya obvios, y repensar los sistemas de pensiones. Como sea que se haga, nunca dejes de ahorrar. La referencia, es al método de ahorro por goteo, de sumas mensuales que cuanto antes lo iniciamos, más capitalización nos genera con el paso de los años,  superando el sesgo emocional, según el cual:

A los 25 años, cuando podemos, no queremos

A los 50 años, cuando queremos, no podemos

En estos largos días de cuarentena pude repasar varios films. Uno de ellos es “Héctor y el secreto de la felicidad”. Fue estrenada en 2014, basada en un libro muy exitoso del escritor Francois Lelord. Protagonistas: Simon Page, Rosamund Pike, Toni Collette, Christoper Plummer y Jean Reno. Sobrevuela siempre la insistente búsqueda de significado de la felicidad y Héctor (Simon Page) sale a recorrer el mundo y sus nostalgias del pasado…. quizás buscando las incógnitas del presente en vínculos construidos en dicho pasado. En ese recorrido se atreve a una mirada diferente, su introspección lo catapulta a entender que, definitivamente su futuro será, según las concretas decisiones del presente. Aquí su trailer en Youtube:

Cuando nos asomamos y revisamos temas candentes como los referidos al futuro de los sistemas previsionales, que nos involucran mu personalmente, podemos sentir una inercia a mirar el pasado, nostalgias de otros tiempos. Cuanto antes comprendamos nuestro rol y que ya somos responsables en buena medida del bienestar esperado en la etapa de retiro, antes tomaremos decisiones presentes para resolverlo, sin quedar condenados luego de jubilarnos, a la nostalgia del tiempo pasado y de las decisiones postergadas.

Mi borrador urbano presente, toma como estructura, mi columna de opinión publicada hace dos años en Funds Society.

Muchas gracias por tu valioso tiempo de lectura. Abrazo de gratitud.

ers

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Crisis y optimismo…..”

Por lo menos aquí en Buenos Aires, desde marzo seguimos en cuarentena y en lo que es el área metropolitana se comienza a percibir un incremento de casos y de contagios que nos pone más en tensión por los riesgos del Covid19, ello justamente cuando se refleja a la vez el enorme impacto de esta crisis sobre nuestra economía.

Estamos aún en plena pandemia, mucho se habla y se intenta predecir respecto a la pospandemia, cuánta será la caída del PIB, cuánto el incremento de pobreza, cuánto el deterioro de cuentas públicas, cuánto el deterioro del empleo, cuánta será la emisión de moneda finalmente necesaria para intentar sostener  actividad e ingresos…..  Muchas preguntas y dudas, claramente hoy de difícil respuesta y como es obvio, siempre están los que opinan  desde lo medios y redes sociales, según lo que ellos creen pueda suceder o, según aquello que ellos quieren que suceda.

En medio de las actuales circunstancias podemos, como observadores que todos somos de la realidad, estemos en la región y país de nuestra aldea global donde nos toque vivir, seguramente todos tenemos la necesidad de llegar a conclusiones. El ciclo sería: observamos, interpretamos, construimos historias, generamos un marco emocional de acuerdo a este proceso, de acuerdo a las historias que elaboramos, que nos contamos y finalmente expresamos juicios.

Dado que estamos inmersos y cruzados por enorme cantidad de información, casi en exceso (infodemia) vamos necesariamente sumando a nuestra propia interpretación, tantas que nos llegan por los medios y las redes sociales, donde suelen aparecer los dogmáticos del optimismo a como de lugar, como también los dogmáticos del éxito, que parecen nunca hacer sufrido derrotas, ni cometido errores, en una vida lineal de éxitos ininterrumpidos,  uno detrás de otro…. También están los pesimistas cerrados y eternos.

Seguramente tú, como es mi caso, que llevo muchas derrotas y errores cometidos, sabemos que necesitamos de una actitud positiva, de un pensamiento crítico, de rigor para ajustar y rectificar cuando es necesario en una vida con propósito y en un trabajo interior siempre imprescindible para dar lo mejor de nosotros…. Creo que el camino de la vida es procurarnos en una inercia de crecimiento personal, siendo y sintiendo que, cada día somos la mejor versión de nosotros, para lograr acometer la enorme tarea de la post pandemia que nos necesitará, colaborativos, solidarios, empáticos, humildes, con luz interior y no solo, iluminados por pantallas…..

Tantos días de cuarentena, en mi caso, son a la vez, tantos días de webinar, de soltar mi curiosidad y abarcar diversidad temática para generarme nuevas preguntas. Para ello también repaso en mi biblioteca aquellos libros que supe disfrutar hace quince o veinte años…. Ya no soy el mismo de entonces, ya no interpreto como entonces, ya no siento como entonces, no soy el lector que fui y al reencontrarme con algunos libros, siempre con anotaciones en sus páginas, con renglones resaltados de difuso color hoy, al releerlos, inicio un inevitable viaje interior…… cómo interpreto hoy aquel libro de ayer?

Así es como rescaté de mi biblioteca el libro titulado “Optimismo inteligente”, sus autores son: María Dolores Avia y Carmelo Vázquez. Fue publicado en 1998. El prefacio del libro fue escrito por Martin Seligman (1942 – enorme referente de la psicología positiva). Es precisamente de su introducción que rescato y comparto textualmente: “El éxito, escribió Winston Churchill, reside en la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo. Esta aparente heroicidad, como vemos, la realizan de forma sorprendentemente fácil muchas personas normales y sencillas de forma natural, sin habérselo propuesto”.

Ir de fracaso en fracaso y heroicidad, debe ser complicado para los profetas del éxito permanente y optimismo ingenuo…. Pero ellos insisten e insistirán.

Básicamente, según los autores de referencia, las emociones negativas son siete, a saber: Ira (frustración de objetivos), Tristeza (pérdidas personales; falta de eficacia),  Miedo (percepción de peligro), Desprecio (Percepción de superioridad), Vergüenza/timidez (Consciencia de ser observado), Culpa (Reconocimiento de haber hecho algo mal), Asco (Percepción de sustancias o individuos nocivos).

Pongamos foco en las emociones positivas. Según los mismos autores, porque influyen notablemente sobre nuestros procesos de pensamientos:

-Cuando el estado de ánimo es bueno, el juicio tiende a ser más benévolo, tanto con uno mismo como con los demás.

El hecho de estar contentos hace que nos vengan más fácilmente a la memoria recuerdos anteriores de cosas buenas, con lo cual vamos recuperando material que corrobora, consolida y prolonga nuestro bienestar.

Los estados de ánimo positivos generan formas de pensamientos más flexibles,  menos rígidos.

En presencia de emociones positivas, es más fácil que uno tienda a ser más creativo, a dar respuestas más imaginativas y novedosas.

Cuando uno tiene buen ánimo, tiene también menos dudas, y tarda menos en tomar decisiones sobre asuntos que le conciernen.

Es interesante la observación de los autores respecto al hecho que, así como hay personas que sucumben a la desesperanza, ya que aprendieron a ver el mundo desde dicha óptica, es entonces perfectamente posible aprender por el contrario el optimismo. Así lo expresan textualmente: “como lo señala Martin Seligman, las personas pueden separarse en dos grupos: las que llevan escrito un –sí- y las que llevan un –no- grabado en su interior. A pesar de que esta característica fundamental esté determinada, en parte, por herencia y, en parte, por experiencias tempranas, existe la posibilidad, incluso en etapas maduras, de aprender a ver las cosas de otra manera, de escribir otras palabras en nuestro interior”.

Es muy significativo para cada uno de nosotros tener esta ventana siempre abierta, no importa tu edad, no importa tu historia, no importan las circunstancias actuales, se puede aprender el optimismo, como recurso vital y generador de acciones concretas, porque un optimismo maduro e inteligente, sin ser meramente contemplativo, nos inyecta entusiasmo para el hacer, en una analogía personal…. permitiendo  un puente desde el storytelling al storydoing…..

Los autores también hacen mención especial al optimismo ilusorio, “el optimismo puede ocasionar también problemas, quizás por su fuerza ciega anclada en su valor de supervivencia. Hay sin dudas optimismos patológicos que causan infortunios y desdichas imprevistas. Un optimismo idealista cerrado en sí mismo, no es más que una forma de irrealidad. También por su enorme efecto motivacional, el optimismo puede ser eficazmente manipulado”.

Pude disfrutar mucho volver a leer el “Optimismo inteligente”, traté de rescatar algunos puntos, siempre me inspira generar un espacio de reflexión, tratando de salir de aquellas miradas binarias, que resultan cómodas, una vez adoptadas, blanco o negro, pesimista u optimista. Vamos por el optimismo, pero construido sobre nuestras circunstancias propias, también colectivas y nuestra responsabilidad en el hacer y nuestro compromiso en ser el mejor ser, que podemos ser….

Hace unas semanas atrás me encontré con un film que, al inicio no me generaba mucha curiosidad por seguir su desarrollo, pero con el correr de los minutos me fue atrapando. Es una historia real, en los años de posteriores a la crisis de 1929 en Estados Unidos. La película se llama “Seabiscuit”, también “Más allá de la leyenda”. Fue estrenada en 2004. Te decía historia real, y es la de un caballo de carreras  que fue un gran campeón a pesar de ser su tamaño más pequeño de lo normal. El título del film, precisamente fue el nombre del caballo. Sus actores: Jeff Bridges, Chris Cooper, Tobey Maguire, Elizabeth Banks. Confluyen tres historias de frustraciones y pérdidas para cada protagonista, que se unen a la vez. El dueño del caballo, su cuidador y el jockey. Los tres desde diferentes lugares y circunstancias de dolor, construyen un proyecto común que los llena de optimismo inteligente  y entusiasmo en un hacer bien concreto. Su tráiler en español, en YouTube:

 

Mis días transcurren en pandemia, trato de generar mis espacios propios de reflexión y  pensamientos. Comparto este borrador urbano que voy cerrando, en la certeza de poder sumarte una mirada más, para que quizás te ayude a construir o reconstruir…. tu optimismo inteligente.

Espero de corazón que disfrutes de la lectura y te agradezco tu valioso tiempo en ello… Cuando te sientas agobiada o agobiado por tanta opinión en tu rededor, mientras dure la crisis, pide datos, pon foco en los datos…. para así lograr un criterio propio y si resulta que son sólo opiniones, serán como las nubes del cielo, el viento las llevará y  traerá a su capricho.

Abrazo grande!!

ers

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Segunda oportunidad….”

En medio de la dificultad reside la oportunidad”   Albert Einstein  (1879/1955)

Al menos en Buenos Aires, estamos llegando ya a 40 días de cuarentena, permaneciendo en nuestras casas como miles de millones de personas alrededor del mundo. Son circunstancias muy especiales en medio de la crisis sanitaria y económica motivada por el #Covid19.

No tenemos mucho margen para ningún tipo de comparación, porque carecemos de referencias concretas para establecer predicciones, es que simplemente no podemos comparar esto con ninguna otra circunstancia parecida en el pasado. Sabemos respecto de los cuidados que necesitamos, sabemos de nuestra necesaria solidaridad hacia el otro, que es y forma parte de nosotros. También sabemos del enorme impacto sobre la economía y el empleo, se esperan bajas del PIB en proporciones muy significativas. Habrá un día después y tampoco es sencillo encontrar abordajes que puedan darnos claridad para entender, cómo será ese reinicio de nuestra vida normal…. cuál será la nueva normalidad ?

Eso sí, hay voces por todos lados y todos los medios opinando, juzgando, describiendo y expresando qué deberíamos pensar, qué deberíamos hacer, qué deberías dejar de hacer, cómo deberíamos sentirnos….. y creo que como pocas veces antes, es momento de mucha humildad, que es un ropaje para muchos olvidado, pero que necesitamos hoy volver a probarnos para tratar de practicar escucha activa, mucha empatía y reconocer que emergen temores, ansiedades, incertidumbre, dudas, angustias y es menester entender, siempre entender, antes de juzgar.

Hay legión de pesimistas que se resumen en: “esto está mal, y será peor”. También están los optimistas sin más, para quienes: “va a estar todo bien, sólo cabe esperar..”. Entre los unos y los otros estamos aquellos de pensamiento crítico y actitud positiva, tratando de analizar datos concretos, mirando cifras, explorando alternativas, tratando de construir una visión para poder avanzar en medio de la crisis que no se puede negar, escuchando voces diversas, opiniones diversas, miradas opuestas, de forma tal de construir un criterio propio con la necesaria plasticidad para advertir la velocidad de los cambios y su impacto en la dinámica de los acontecimientos que nos rodean e impactan.

En estos días tengo tiempo para repasar libros que no leía hace muchos años. Es una suerte de darme a mí mismo una segunda oportunidad para volver a interpretarlos, que es en verdad volver  a interpretarme. Una de las tantas magias de los libros que, como amigo siempre fiel, nos esperan en nuestra biblioteca, es permitirnos releer y reinterpretar a la luz de nuestro presente, diferente a nuestro pasado.

Uno de los libros que rescaté días atrás es, “Las siete leyes espirituales del éxito”, fue publicado en 1995 y su autor es el muy conocido médico nacido en la India, Deepak Chopra (1946).

Es un pequeño libro de enorme difusión cuando fue publicado, hoy pasó de moda? En mi entender, los libros no son modas, son contenidos para interpretar y discernir a la luz de nuestra propia experiencia, siempre nos facilitan ampliar nuestro horizonte de entendimiento, conocimiento y saber…. Siempre necesitamos ir por más….

La quinta ley del libro de referencia es: “La ley de intención y el deseo”. Me parece oportuno compartirla hoy contigo amiga y amigo, quizás sea muy necesario en medio de nuestro presente común poner y hacer foco en nuestra intención y deseo. Como siempre suelo hacer en mis “borradores urbanos”, voy a compartir citas textuales del autor.

Es mucho mejor dar los siguientes cinco pasos para poner en práctica la ley de la intención y el deseo. Cuando sigamos estos cinco pasos para cumplir nuestros deseos, la intención generará su propio poder”. Vayamos pues a los cinco pasos entonces:

1-Entremos en el espacio de la consciencia pura. Eso significa ubicarnos en medio de ese espacio silencioso que hay entre los pensamientos, entrar en el silencio-ese nivel de sólo ser que es nuestro estado esencial.

2-Una vez establecidos en ese estado de sólo ser, liberemos nuestras intenciones y nuestros deseos. Cuando uno esté realmente en ese espacio, no hay pensamiento, no hay intención; pero es cuando sale de él-en esa unión entre espacio silencioso y un pensamiento-es posible introducir la intención. Si tenemos una serie de metas, escribámoslas y concentremos nuestra intención en ellas, antes de entrar en el espacio silencioso.

3-Permanezcamos en el estado de auto-referencia. Esto significa permanecer establecidos en la conciencia de nuestro verdadero yo-nuestro espíritu, nuestra conexión con el campo de la potencialidad pura. También significa no vernos a nosotros mismos a través de los ojos del mundo, o dejarnos influir por las opiniones y críticas de los demás.

4-Renunciemos a nuestro apego al resultado. Esto significa renunciar a nuestro rígido interés por un resultado específico y vivir en a sabiduría de la incertidumbre.

5-Dejemos que el universo se encargue de los detalles. Nuestras intenciones y nuestros deseos, una vez liberados en el espacio silencioso, tienen un infinito poder organizador. Confiemos que ese infinito poder organizador de la intención orquestará todos los detalles por nosotros.

No sé tú, pero sentí  muy oportuno volver a leer a Deepak Chopra y justamente hacerlo en medio de nuestra cuarentena. Leer respecto a la sabiduría de la incertidumbre, me y nos aporta su especial mirada y nos genera la certeza de poder ir, si lo necesitamos, por una “segunda oportunidad”  entendiendo que siempre depende de nosotros y antes que nada podemos alinear nuestra intención y deseo.

En estos días pude ver un film que nos trae una historia real. Se trata de “Cinderella man” o “El luchador”. Su director fue Ron Howard y las interpretaciones actorales, a cargo de: Russell Crowe, René Zellweger y Paul Giamatti. Fur estrenada en 2005. Se trata de un tramo de la vida del boxeador James J Braddock (1906/1974), fue campeón de los pesados antes de la crisis de 1929, pierde toda su fortuna y debe intentar volver a boxear, luego de trabajar como estibador en el puerto de New York. Antes de volver recibe en varias oportunidades un taxativo: “tú estás acabado”. En 1935 recupera el título en una memorable pelea con Max Baer, siendo virtualmente en las apuestas previas dado como absoluto perdedor. James Braddock le pone el cuerpo y el alma a la segunda oportunidad de ser campeón y escribe para su vida un momento épico. Curiosidad, en la última pelea del film, asoma en el rincón de Braddock, Angelo Dundee, otrora histórico manager de Muhammad Alí. Aquí su tráiler en YouTube:

 

Quizás nunca podamos evitar que alguien nos exprese y sentencie…. “tú estás acabada o acabado”, sin embargo, somos nosotros, sólo nosotros mismos quienes siempre podemos asomarnos a nuestro interior y proclamar al universo que, estamos dispuestos a darnos: una segunda oportunidad, second chance…  Y cada uno de nosotros puede ir en pos de una propia historia épica….. Nadie nos puede hacer renunciar a ello, nadie tiene la potestad de inhibirnos de ello, bajo ninguna circunstancia, en ningún momento de nuestras vidas.

Es mi cierre de “borrador urbano” en cuarentena. Siempre agradezco tu enorme generosidad en disponer de tu tiempo en la lectura de borrador. Me daría felicidad saber que puedes disfrutar la lectura.

Espero que te cuides mucho y entre todos nos cuidemos, porque el otro, forma parte de nosotros.

Abrazo lleno de gratitud ¡!

ers

 

 

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

“Mi pantalla convertida en ventana”

Depender tan sólo de la suerte equivale a coquetear con el desastre”  Nicholas Rescher  (1928)

En finales de enero de este año, aún con el envión ya menos intenso del entusiasmo del nuevo año 2020, nos enterábamos que en el lejano Oriente, en la inmensa China, en una ciudad casi desconocida para toda la aldea global llamada Wuhan, asomaba un extraño virus. La información que nacía como curiosidad, hoy es calamidad.

Se estima que por estos días casi tres mil millones de personas en el mundo deben permanecer en sus casas, en una forzada cuarentena para evitar contagios. Por redes sociales y medios de comunicación diversos se repite, insistentemente: #YomeQuedoenCasa

De repente, todos sufrimos un abrupto cambio de ritmo, pasamos de la inercia del apuro y lo urgente, a la lentitud y quietud que significa, permanecer en casa, y es permanecer todo el tiempo, sea con parejas, hijos, familia, en soledad….. No tenemos rendija por donde escapar….

Vivimos días de enorme incertidumbre, poniéndose a prueba nuestro umbral de tolerancia a la incertidumbre, también a la volatilidad, amibiguedad y complejidad, tantas veces mencionado como nuestro entorno VUCA. Estamos en plena crisis provocada por el #COVID19 y más VUCA que nunca antes.

En estas circunstancias trato de alejarme de cualquier tentación que por mostrarme y demostrarme optimista, me haga caer en frivolidad y banalidad. Tantas voces surgen hoy repitiendo: crisis es oportunidad…. Una crisis suele ser ruptura, quiebre, luego nuestro eterno instinto de superación, nos hace procurar reconstrucción, con enorme voluntad, humildad e inteligencia emocional vamos por la reconstrucción.

Entiendo que compartimos espacios de temores, ansiedades, preocupaciones, vulnerabilidades y es entonces que asumiendo esta emocionalidad emergente, antes de escribir por aquí, por redes, incluso antes de hablar con mi familia, amigas, amigos y conocidos, antes de compartir videos y textos por WhatsApp, intento tener presente las tres preguntas de Sócrates, quizás un llamado a la prudencia:

Es cierto?

Es bueno o amable?

Es provechoso para alguien?

Si hay un momento y una circunstancia para rescatar un ropaje muchas veces olvidado, como lo es la humildad, es justamente hoy!!

Ya en anteriores borradores urbanos, compartí breves contenidos de un libro de Nicholas Rescher, filósofo nacido en Alemania que, sin embargo hizo todo su desarrollo profesional en los Estados Unidos, donde hoy reside. Es autor justamente del libro publicado en 1996, al que aludía, titulado “La suerte” . Comparto contigo, amiga y amigo una cita que me interpela toda vez que la leo: El hombre es una criatura condenada a vivir en una zona crepuscular de riesgo y oportunidad”. Magnifica cita que me acompaña desde 1997, cuando leí por primera vez el libro de referencia.

En riesgo,  está absolutamente  claro que todos nos sentimos y es menester, entre todos y con todos #cuidarnos

Entonces, y respecto a las oportunidades?  Quizás parezca un ejercicio muy voluntarista pensar en oportunidades, pero lo necesitamos.  Habrá un mañana, un amanecer y un reinicio de vida comunitaria. En mi humilde visión tenemos ya oportunidad de:

-Retomar conversaciones  truncas, olvidadas, escondidas. Con pareja, padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, socios de emprendimiento y sigo….

-Reconocernos a nosotros mismos quizás abatidos por la urgencia y la prisa, hoy con tiempo para pensarnos y repensarnos.

-Entender si aquello que llamábamos actividad, en verdad no era una suerte de activismo, que nos mantenía siempre apresurados, sin espacios de disfrute y armonía emocional.

-Estar en casa y recorrer cada rincón de la misma para advertir la cantidad de cosas que ya no necesitamos y no tiene sentido seguir guardando y acumulando.

-Reconocer que gastamos nuestro dinero en consumos y cosas, sin ninguna utilidad hoy, y en cambio nunca invertimos en una póliza de seguro de vida con ahorro. Hoy revisamos nuestro sentido de la salud, la prevención, la protección y la previsión.

-También recorrer nuestro mundo interior, nuestra casa interior, y percibir hábitos para dejar de seguir y repetir. Reafirmar nuestros propósitos.

-Aprovechar la enorme oferta hoy de webinar, capacitaciones y conferencias online, que nos permitan sumar aprendizajes.

-Rescatar aquel libro que nunca terminamos de leer, o para volver a leer, el tiempo pasa y nunca interpretamos hoy, como lo hicimos ayer.

-Ejercitar visión de futuro, compartirla. Cuando esta crisis termine, cómo y dónde te encontrará el enorme desarrollo del ecosistema digital ?

-Hacer tu plan personal de contingencia para la post-crisis.

–Poner nombre concreto a tus emociones presentes.

-Revisar tus finanza$ personale$. Cómo llegamos, cómo estamos, cómo seguiremos? Cómo es hoy tu íntima relación con el dinero?

-Advertir qué puedes enseñar a otros?

-Ejercitar y recuperar tu escucha activa y la empatía.

-Ejercitar la solidaridad  y la colaboración con los demás.

-Valorar el enorme sentido de la libertad.

-Cultivar el optimismo, sin ingenuidad para movernos a una actitud positiva.

-Reconocer la complejidad de las actuales circunstancias, sin inhibirnos de estimular una visión compartida hacia la salida de esta crisis global.

-Asistir a una evaluación del tipo de liderazgos vigentes, que se muestran hoy sin pudor alguno.

Seguramente entre mis apuntes algunas oportunidades enunciadas sobren, otras falten. Es una orientación para ti y en ti lo es para mí mismo, en mi peregrinaje por seguir desarrollando mi Ser.

Este nuevo manejo del tiempo que se nos hace más laxo, no sé a ti, pero en mi caso, luego de horas de pantalla, de skype y de zoom, me permite descansar mi mirada en el ancho cielo, buscando quizás aquellas respuestas o certezas a tantas inquietudes…. Mientras clavo mi mirada en el cielo recuerdo también tanta gente querida y entrañable que ya no están, pero permanecen en mi corazón.  Así fue como recordé una película estrenada en 2010, su título: “Más allá del cielo” o “Charle St. Cloud”. Su director fue, Burr Steers, libro de Ben Sherwood. Protagonistas: Zac Efron y Amanda Crew. Una historia que roza el misterio y pone a prueba nuestra idea respecto a la intuición…. Quizás es que en estos días no dejo de mirar el cielo. Aquí su tráiler en español. De YouTube:

 

 

Amiga y amigo, espero que haber leído mi presente borrador urbano en medio de este insólito tiempo de cuarentena te haya resultado un breve tiempo de reflexión y compañía. Siempre agradezco tu generosidad en leerme y te pido especialmente que: te cuides y me cuides!! y a ti…. qué te dice tu intuición?

Abrazo grande.

ers

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Espejo interior….”

Uno puede fingir muchas cosas, incluso la inteligencia. Lo que no puede fingir es la felicidad”     Jorge Luis Borges (1899-1986)

Es un día especial hoy?  Y es que cada cuatro años el almanaque nos regala un día más para el mes de febrero… hoy es 29, hoy es un día particular….. Quizás el sobresalto que nos impone el almanaque nos genere una mirada diferente. Cuántos de nosotros desde el mismo inicio del día, tuvo y tiene presente el detalle del día 29…. el día de más en febrero…

Es mi inicio de borrador urbano/2020. La ciudad de Buenos Aires aún en pleno verano… el sol nos trae calor, pero ya no tan agobiante como semanas atrás. Cuando comencé a imaginar y preparar este borrador, fue de exprofeso que lo dejé para escribir en este día irrepetible, hasta dentro de cuatro años.

En verdad cada nuevo amanecer, nos trae la frescura de un nuevo día por vivir. Cada uno trae sus rutinas y sin embargo nos puede suceder que no ponemos la misma atención, ni reflexión a este particular día 29, que al resto de los días… a cada día de cada semana, de cada mes y de cada año…. Tendremos un almanaque interior con los verdaderos hitos de nuestra vida? Tendremos un espejo interior donde mirarnos sin excusas, sin autoengaños, sin el sobresalto de la aprobación de los demás….? Espejo que nos devuelva nuestra verdadera dimensión del Ser que vamos siendo, en un devenir para ser el mejor ser que podemos ser, creciendo y explorando nuevos umbrales de posibilidades, nunca exentos de errores, fracasos y adversidades, en definitiva cada obstáculo puede ser un estímulo para seguir….

En el año 2013 fue publicado el libro “El Elemento”, su autor es Ken Robinson, quien nos expresa con claridad lo siguiente: “todos tenemos habilidades e inclinaciones que pueden servirnos de estímulo para alcanzar mucho más de lo que imaginamos. Entender esto lo cambia todo. También nos ofrece la mejor, y quizás única, posibilidad de conseguir el auténtico y perdurable éxito en un futuro muy incierto. Estar en nuestro Elemento depende  de que descubramos cuáles son nuestras habilidades y pasiones personales. Por qué la mayoría de las personas no lo han hecho? Una de las razones más importantes es que la mayoría de la gente tiene una percepción muy limitada de sus propias capacidades naturales”.

No importa tu edad, ni las circunstancias que te rodeen, ni nos rodeen, siempre y en todo momento de nuestras vidas, podemos y debemos recurrir a nuestro espejo interior y procurar certeza y objetividad respecto a nuestro Elemento, respecto a Elemento, que como expresa Ken Robinson, “el Elemento es el punto de encuentro entre aptitudes naturales y las inclinaciones personales. El Elemento tiene dos características  principales y hay dos condiciones para estar en él. Las características: capacidad y vocación. Las condiciones son: actitud y oportunidad. La secuencia es más o menos así: lo entiendo, me encanta; lo quiero, dónde está?”.

En marzo de 2015, en pleno Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires, comparto un café y breve charla con Enrique Baliño (@ebalino), fue en medio del apuro de cada vuelo inminente. Aproveché entonces para pedirle me firme y dedique su muy buen libro en coautoría con Carlos Pacheco,  “No + Pálidas-Cuatro actitudes para éxito”. Pude advertir en aquél encuentro con Enrique, la presencia de un profesional que logra volcar conocimientos desde su propia historia personal y por ello logra inspirarnos. Siempre hago la salvedad, hay personas que nos cuentan historias vividas en carne propia y nos inspiran, también hay muchas personas que de manera magnífica nos cuentan anécdotas que logran emocionarnos, pero tan pronto terminamos de ser audiencia, queda sólo en anecdotario…  La inspiración, es motivación para la acción…. Las anécdotas son excitación para la rememoración….

Enrique Baliño, desde su experiencia profesional nos expresa. “Las actitudes que adoptamos en aquel colectivo y que impulsaron los logros posteriores las resumí en cuatro: Actitud positiva; Actitud de equipo; Actitud de mejora continua; Actitud de responsabilidad. Esas cuatro actitudes forman un puñado de factores que separan a las personas y organizaciones que tienen éxito a lo largo del tiempo de las que se estancan y se derrumban. Todas estas actitudes determinan el éxito, concebido como un viaje, no como un destino. Mi definición de éxito es que es un viaje personal que nunca termina…”

Luego cerrando unos de los primeros capítulos del libro, vuelve sobre esa mirada del éxito como viaje y no como destino asegurado. En tal sentido nos describe:

El éxito que hoy tenemos no es para siempre. – Las ventajas que hoy tenemos no son para siempre. – El éxito y las ventajas que hoy tenemos cada vez duran menos. – Las empresas se componen de individuos y son ellos los que definen su destino. – Las palabas construyen mundos. Los sistemas humanos se mueven en dirección a las preguntas y a los temas que tratan todos los días.- Contagiamos y somos contagiados. Con nuestra palabra y con nuestras acciones colaboramos a crear una cultura del éxito. – El éxito no es un destino. Nunca se llega. Es un viaje, siempre se está en el camino, siempre se está construyendo. – El éxito y los valores van de la mano. Nunca se deben dejar de lado los valores para lograr éxito.

Me parece oportuno ya en la parte final de mi borrador, en está conexión que voy tejiendo en entre el Elemento, el éxito en sentido de hoja de ruta,  compartir un interesante aporte de Cláudio Goidanich Kraemer, al que accedí allá por 2007 en uno de mis tantos cursos  y capacitaciones presenciales.  Se trata del test de las tres “C”. Conciencia, Coherencia, Conveniencia. El desarrollo aparece en su libro titulado “Los cuatro modelos del éxito: Existir, Tener, Ser y Estar”.

Para cada nueva oportunidad y circunstancia de nuestra vida profesional y personal, el método resulta ser un viaje interior, y volviendo a nuestro espejo interior, preguntarnos si somos conscientes del significado de cada nuevo desafío y oportunidad. Luego preguntarnos si estamos siendo coherentes con nosotros mismos, con nuestros valores y finalmente si es algo conveniente,  relacionado esto con los proyectos que dan sentido a nuestras vidas.

Es una guía creo yo muy simple de aplicar y llevar en nuestra bitácora personal.  Porque las respuestas más importantes, aunque tantas veces las busquemos tan lejos, las encontramos en nosotros mismos, sólo es necesario callar nuestra voz interior… y fluir en nuestro interior.

Sabes amiga y amigo que no puedo dejar mi borrador sin el aporte de algún film que nos regale metáforas y analogías para llevarnos a nuestro tan personal  espacio de reflexión y enseñanza…. Se trata del film “Morning Glory”. Fue estrenada en 2010 y sus protagonistas principales: Harrison Ford, Diane Keaton y Rachel McAdams. Fue su director Roger Michell.

Es una verdadera galería de personajes, alguna con su Elemento a flor de piel, otro con su especial modo de perseguir el éxito, otro con su particular modo de transitar sus valores, entre la coherencia del decir y del hacer. Todo ello en medio del mundo del espectáculo como telón de fondo, un mundo cada vez más incorporado a nuestras vidas…. todo sea por llamar la atención?  Su trailer en español de YouTube:

 

En mi final de borrador urbano modelo febrero/2020, me gusta compartir contigo y dejarte esta cita:

Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”   Carl Jung (1875-1961)

Gracias por tu enorme generosidad en leerme, te dejo mi abrazo lleno de gratitud y afecto, no dejes de mirarte en tu espejo interior…. buscarás respuestas y las encontrarás….

ers.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nuestra… “caja de creencias”

El verdadero acto de descubrimiento no consiste en salir a buscar nuevas tierras, sino en aprender a ver la vieja tierra con nuevos ojos”   Marcel Proust (1871/1922)

Inicio mi nuevo “borrador urbano”  de mañana bien temprano, siendo 31 de enero, primer mes del año que ya se despide y me detengo unos instantes para recordar que hace exactamente un mes….. por estas horas estábamos envueltos en un, casi frenesí de saludos, de deseos, de augurios por la llegada de un nuevo año. El calendario impiadoso impone rituales, nos emocionamos en tanto necesitamos transmitir todo lo bueno por llegar….. Entonces hoy, a quién deseamos muy feliz febrero? Incluso aún…. muy feliz 2020….. recién estamos por ingresar en el segundo mes del año y podemos construir un gran año, siempre depende de nuestro rol protagónico en la creación de las circunstancias más favorables para nosotros, seremos capaces de hacerlo de acuerdo a nuestra muy particular e individual “caja de creencias”.

Hago referencia al término “caja” como figura que expresa la rigidez y quietud de algo bien estático, donde se pueden guardar y acumular muchas cosas y también creencias. Y es que de acuerdo a nuestras creencias, muchas veces muy arraigadas, es que vivimos en nuestro mundo de interpretaciones que se expresa en nuestras emociones.

La  Dra. Marian Rojas Estapé, autora del excelente libro “Cómo hacer que te pasen cosas buenas”, seguramente puedas recordar que ya hice referencia desde otros borradores a su excelente libro, suele repetir la siguiente expresión: “la felicidad no es lo que nos sucede, sino cómo interpretamos lo que nos sucede”. La clave evidentemente reside en nuestro modo de entender e interpretar todo aquello que nos sucede.

Es muy claro de advertir en determinadas circunstancias, cuando optamos por sentirnos víctimas y nos arropamos en la queja, el desánimo y la resignación, o por el contrario si frente a la misma adversidad, dificultad o un resultado no esperado, optamos por interpretar errores, fallos, para rectificar, para cambiar, mejorar y seguir, sin culpas que cargar, ni recriminaciones, sino entendiendo los procesos de aprendizajes como nunca exentos de errores y procesos de mejora continua,

En el ámbito profesional, es fundamental revisar todo el tiempo, nuestra caja de creencias, tantas veces ancladas en una suerte de cadena de inferencias que acumulan y retroalimentan creencias y emociones tóxicas.

En finales de los años ’90 Roger D’aprix (Estados Unidos 1932) desarrolla su “Modelo de Seis Preguntas”. Es un diseño para organizaciones que permite revisar y mejorar la comunicación y por añadidura el clima dentro de una organización. Imagino hoy, que a inicios del este nuevo siglo, no se visualizaba claramente nuestro mundo empresarial del presente, en pleno auge de ecosistema digital, que justamente le requiere a tantas organizaciones readecuarse, modernizarse, asumir nuevas realidades en el mundo de los negocios, con enorme impacto hacia el interior de cada organización.

Repasemos juntos entonces el Modelo de Seis Preguntas de Roger D’aprix

Respecto a responsabilidad en el trabajoCuál es mi tarea?

No se trata solamente de una descripción de puesto y tareas, sino de claridad respecto a las funciones y al aporte individual, como suma de partes a un proceso, a un sistema y a un conjunto que hace al todo, que es la organización.

Respecto a retroalimentación de desempeñoQué tal estoy haciendo las cosas?

La evaluación de desempeño, puede tener su modelo, su formato e incluso su periodicidad, pero el feedback es necesidad permanente, es ida y vuelta, es directa, se solicita y se da como una de las mejores rutinas que aportan al mejor clima de una organización y permite aprendizajes generativos más que adaptativos.

Necesidades individualesLe importa a alguien?

Refiere al trato honesto, amable y a la valoración como personas de todos y cada uno de nuestros colaboradores. Por ejemplo, en un equipo de ventas, podemos creer que todos tienen las mismas motivaciones, o cada uno requiere individualmente dar con su particular “tecla” que los motive? Es más fácil tratar a todos por igual, pero claramente nunca tendremos un equipo de alto rendimiento.

Objetivo de la unidad de trabajo. ResultadosCómo le va a mi unidad?

Algo tan concreto y necesario como medir, y mediante ratios generar métricas que pongan y evidencien concretos resultados. De cada unidad de negocio y  su aporte al resultado general de la organización. Claramente, necesitamos de las métricas, pero los colaboradores no son métricas, sino que las desarrollan.

Visión, Misión y ValoresAdónde vamos?

Compartir valores, compartir la visión, entender la misión, desde lo individual hacia la organización, nos aporta sentido de pertenencia y destino común. Tanto se habla de la necesidad de talento en nuestras modernas organizaciones, quizás dejar de lado los meros enunciados para encarnar: visión, misión, valores.

Dar poder de decisiónCómo puedo ayudar?

La mejor manera de involucrar a nuestros colaboradores es abriendo la ventana al aporte de cada uno, es generar oportunidades de aportes en procesos cada vez más dinámicos. Desterrando el “acá siempre lo hicimos así”.

Este modelo que termino de compartir, en su simpleza, no deja de aportar un camino y una mirada clara, quizás vivimos con cierto apego a la sofisticación, entendiendo que “per se” cualquier herramienta de gestión por sofisticada, prueba su utilidad. También el modelo permiten renovar nuestra caja de creencias.

Incluso este modelo que presentara oportunamente Roger D’aprix, perfectamente lo podemos adaptar a organizaciones pequeñas e incluso como input personal a cada uno de nosotros.

Hace pocas semanas, rescataba un film del año 2001, “El Majestic”. Se trata de una historia de los años 50 en una pequeña ciudad llamada Lawson de los Estados Unidos. Su director, Frank Darabont. Protagonistas: Jim Carrey, Laurie Holden, Martin Landau, Jeffrey DeMunn, Bob Balaban.

Comparto su trailer, en YouTube:

 

Es una historia donde podemos advertir nuestro comportamiento, tanto individual como grupal respecto a nuestras creencias. Un padre cree que vuelve su hijo, luego de saberlo perdido como verdadero héroe en la segunda guerra mundial, una novia que cree en el regreso de su gran amor, un pueblo entero que cree en el regreso de su hijo pródigo….. luego al descubrir la verdad le da la espalda. Un atribulado director de cine (rol que interpreta Jim Carrey) que se cree sin futuro como tal y asume un destino ajeno, ser quien no es…. No soy, ni seré crítico de cine, pero me fascinan las historias que nos ponen un espejo para la reflexión. En este particular film, nuestra necesidad de creer, más allá de las evidencias en contra…

Y tú, cómo tienes y cómo llevas tu propia caja de creencias?

“Las ideas se tienen, en las creencias se está”  Ortega y Gasset (1883/1955)

Final para mi borrador urbano modelo Enero/2020.

Te dejo mi abrazo de gratitud por tu generosidad y tu tiempo de lectura.

ers

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Visión….. 2025”

Visión es el arte de ver las cosas invisibles”    Jonathan Swift  (1667/1745)

Pensaba ya a pocas horas de un nuevo cambio de año y cambio de década, cuánta frase hecha y casi desecha por su mera repetición, que tanto fluyen por estas horas en redes sociales y en saludos protocolares, quizás el efecto de más teclados que abrazos, de más pantalla que ojos donde vernos y ser vistos….. sólo quizás….

En plena madrugada, una tormenta de verano nos trae un poco de alivio luego de dos días de agobiante calor y humedad…. Y es que el cemento de la ciudad de Buenos Aires es impiadoso, retiene el calor que solamente esta lluvia espero logre morigerar.

En mi borrador urbano que inicio te propongo un salto a una mirada más amplia, para no quedar tan sesgado en el inminente 2020.  Ya nos han saludado, ya hemos saludado con todos los deseos de rigor, siempre sinceros, queremos nuestro bien y queremos el bien para los demás. Es que quizás la misma inercia que nos trajo hasta aquí sea la que nos lleve camino a inicio de 2020… Siempre vamos sobre las aguas de nuestra rutina, a veces navegamos, a veces naufragamos….

A ti, la misma rutina que te trajo, te seguirá llevando? Pero si ponemos la mirada en 2025, sentimos otra inquietud. Cómo queremos llegar al 2025? Cómo te imaginas tu 2025? creo sin dudas te debes un “stop and go”.

No es sencillo en medio de la dinámica actual de cambios exponenciales, siquiera intentar predecir de aquí a cinco años vista. Aunque en verdad últimamente leo tanto intento de predecir, y sin pudor mucha gente escribe y edita video expresando predicciones de todo tipo. Yo me atrevo a decirte que la verdadera predicción la puedes hacer tú misma, respecto a ti misma. Y tomarte un tiempo tuyo, absolutamente tuyo y en soledad para verte y recrearte de aquí al 2025, porque es tú vida, es tú pasado, es tú presente haciendo ya hoy tu futuro…. Te atreves a mirarte y verte a cinco años? Tus afectos…. Tu trabajo… Tu economía… Tus habilidades…. Tus aprendizajes…. Tu generosidad…. Tus frustraciones… Tus errores….

Si has leído alguno de mis borradores urbanos sabes que  suelo referir a diversidad de libros, de autores y suelo compartir citas, en mi humilde intento de aportar valor y pequeñas gotas de reflexión.

En el año 1996 era publicado el libro “El fin del trabajo Nuevas tecnologías contra puestos de trabajo; el nacimiento de una nueva era”. Su autor es Jeremy Rifkin, un verdadero visionario que, hace casi 25 años nos vaticinaba la realidad vigente del mundo del trabajo y del empleo. Sin dudas una parte central de nuestras vidas para desarrollarnos, generar ingresos y prosperar junto a nuestras familias.

Sabemos que en el mundo laboral cada vez habrá menos parecido a lo que fue y se imponen debates y mucho análisis sin atajos, ni facilismos, respecto a su evolución.

Insisto, ya en 1996 Jeremy Rifkin  compartía textos como este: “En febrero de 1994, The Wall Street Journal editó en su página central un artículo en el que advertía que se estaba produciendo un cambio histórico en el sector servicios, con un número creciente de trabajadores que eran sustituidos, de forma permanente, debido a la incorporación de las nuevas tecnologías de la información”.

Imagino los ingenuos de entonces, vestidos con ropajes de optimistas, explicando que son procesos lentos y no lineales…. Imágenes de un mundo que algún día llegaría. Imagino lo optimistas verdaderos de entonces, pensando: este es el mundo que viene, ya es momento de saber qué hacer para que no nos encuentre en medio de la parálisis y el miedo.

Es muy elocuente esta cita textual del autor que comparto contigo: “El único sector que se vislumbra en el horizonte es el del conocimiento, una élite de industrias y de disciplinas profesionales responsables de la introducción en la nueva economía de la alta tecnología del futuro. Los nuevos profesionales provienen del campo de la ciencia, la ingeniería, de la gestión, de la consultoría, del marketing,  de los medios de comunicación y del ocio. Mientras que su número continúa creciendo, seguirán siendo pocos si los comparamos con el número de trabajadores sustituibles por la nueva generación de máquinas pensantes”.

Esta realidad ya está entre nosotros y convivimos con ella, con más o menos sentido del proceso en el que estamos todos inmersos. Como desde mi perspectiva no se trata de quedar atrapados en una queja pesimista y nostálgica, como el viejo cuento de una persona alcoholizada que da vueltas en rededor de un farol de luz en medio de la calle a oscuras:   “un policía le pregunta, por qué daba vueltas sin parar?  y él responde: busco mis llaves de casa. Pero las perdió aquí? No, responde…. pero es el único lugar donde hay luz…”.

Quizás no sea momento de buscar las llaves de nuestro futuro debajo del único farol iluminado de una calle a oscuras . Quizás sea necesario e imprescindible repasar nuestro hacer diario para lograr visualizarnos en 2025.

Entonces amiga y amigo, como siempre hago, una vez más compartiré un libro muy recomendable, que es mirada plena a nuestro presente y construcción de futuro. Me estoy refiriendo a los autores Raquel Oberlander  (@RaquelOber), nacida en Uruguay y Roi Shahaf (@RoiShahaf), nacido en Israel. Ambos escribieron: “EL AVC del marketing digital Un modelo para atraer a las personas, vincularlas con tu marca y convertirlas en clientes”. Se trata de un magnífico manual para operar en medio de un creciente ecosistema digital. Y es que quizás el medio de vida para muchos, y cada vez más personas,  sea el autoempleo y atento a ello es menester saber actuar a tiempo y con las mejores herramientas dentro de las hoy disponibles para casi todos.

“En todo caos hay un cosmos, y en todo cosmos hay un orden secreto” Carl Jung (1875-1961)

Con esta cita inician la parte central del libro los autores que termino de mencionarte precedentemente y agregan: “Todo proceso de marketing digital consiste en atraer personas, vincularas con tu oferta y convertirlas en clientes y embajadores de tu marca. El marketing digital no es más que una variante del marketing tradicional, por lo que no es de extrañar que sus principios, prácticas, y objetivos sean muy similares”.

Y continúan ambos autores: “Realmente, el marketing digital es marketing que se lleva a cabo en un mundo digital y online. Sin embargo, las palabras seleccionadas hacen referencia a algunas prácticas y características que son propias del marketing digital: Atraer, en lugar de interrumpir. Vincular, en lugar de emitir. Convertir, en lugar de esperar”.

Suelo disfrutar verdaderamente los autores que aportan para la acción y desde su propio expertise y no sólo desde una mera elocuencia discursiva. Saber decir es bueno, pero saber hacer cambia nuestras vidas y el mundo. La única manera que conozco de hacer del conocimiento un real saber, es por medio del hacer.

Hace pocas semanas pude ver un film interesante. “The mountain between” o “Más allá de la  Montaña”. Sus protagonistas centrales son: Kate Winslet, como la reportera gráfica Alex Martin e Idris Elba, como el dr. Ben Bass. Director es, Hany Abu-Assad. Fue estrenada en 2017.  Es una historia de ficción y de resiliencia pura. Un pequeño avión que cae en medio de las montañas en Colorado – Estados Unidos y deben sobrevivir a sí mismos y la inclemencia del lugar. Las montañas nevadas y la inmensidad dan referencia a la verdadera estatura humana de cada uno y ambos pelean y se apoyan por sobrevivir. Tomar decisiones al límite y saber que se trata de cada momento, cada instante, cada día para lograr sobrevivir. Su tráiler en YouTube:

 

Final para mi borrador urbano modelo 2019. Te da algo de vértigo pensar en tu 2025? Pues yo te deseo que sea lo mejor para ti, que hagas lo mejor y que el venidero 2025 te encuentre justo  allí, donde hoy te visualices… Atrévete a ello…

Mi abrazo lleno de gratitud para tí. Feliz hacer ¡!!

ers

 

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios